Libro HorowitzVLADIMIR HOROWITZ
Piero Rattalino
Traducción de Romana Baena

Nortesur Musikeon 1
Formato 14 x 22 cm
Páginas 192
Publicación: enero de 2009
ISBN 978-84-936369-0-6
PVP 18 €

Prólogo de Piero Rattalino a la edición española
Discografía y filmografía de Stefano Biosa

 

 

 

Vladimir Horowitz encarnó a lo largo del siglo XX la figura del virtuoso para el cual los límites no existían. Sus proezas técnicas y su sonoridad inconfundible deslumbraron al mundo desde los años de su juventud, garantizándole un éxito fulminante; pero las tensiones nerviosas creadas por su propia forma de concebir el concertismo le obligaron a detener en distintas ocasiones su actividad. Considerado, una y otra vez, acabado y jubilado, Horowitz volvió siempre sobre el escenario a recuperar su trono, convirtiéndose, con más de ochenta años, en el pianista mejor pagado de la historia. En este libro brillante y lleno de anécdotas, la vida y el arte de Horowitz se entrelazan dando forma a una síntesis que es, a la vez, una reflexión sobre la cultura musical de la que él fue el máximo emblema. El texto incluye el repertorio completo del pianista.

 

RESEÑAS

El pianista arrollador que emocionaba, el inmenso concertista que entusiasmaba, son los primeros adjetivos que Piero Rattalino dedica a Vladimir Horowitz.
Marçal Borotau, SONOGRAMA
Reseña 26/09/2010

…la biografía de Horowitz por Piero Rattalino, da idea de cómo era el mundo hacia 1960 cuando este inmenso pianista tenía casi 40 millones de oyentes en las radios de EEUU. Sus conciertos fueron el anticipo histórico de los Rolling…
Félix de Azúa, EL PERIÓDICO
Reseña 17/01/09 

Rattalino recoge numerosos juicios críticos sobre Horowitz. El suyo es el más elocuente: cuando lo escuchó, ya en la vejez, en Milán: un escalofrío le recorrió la espalda, más allá de las notas falsas y los pasajes confusos, incluidos algunos fallos de memoria. Podía ser sublime o molesto pero, a despecho del intelecto, la piel y el corazón no quedaban indiferentes.
Blas Matamoro, ABC
Reseña 1-02-09 

El volumen de Piero Rattalino dedicado al insigne y ya mítico pianista Valdimir Horowitz, se degusta de una sentada.
Joaquín Guzmán, ABC de las Artes y las Letras
Reseña 28/03/09 

Un genio o un loco. ¿Qué era Vladimir Horowitz cuando se ponía al frente del piano y hacía volar sus manos cual pájaros alados por el teclado…?
María Tomás, DIARIO LEVANTE
Reseña 08/02/09

Los materiales aquí condensados en un número relativamente reducido de páginas son de tal riqueza que podrían dar lugar a un volumen cinco veces más grande.
Umberto Padroni, Suono

Una contribución genial e indispensable.
Enzo Fantin, Cadenze

Las andanzas de un divo extraordinario 
Fernando Morales, OPUSMUSICA nº 41
Reseña 12/2009